El Campo y su Historia

La Cooperativa Agrícola Limitada de San Mayol (13-10-2018)

La Cooperativa Agrícola Limitada de San Mayol fue fundada el 15 de setiembre de 1932 y desde ese momento fue expandiendo su labor hasta cubrir una amplia gama de servicios  para un creciente número de productores que operaban en su zona de influencia, una de las más importantes dentro de la región agrícola.

Su capacidad de almacenamiento llegaba por 1979 a 12 mil toneladas, distribuidas entre instalaciones propias o arrendadas y en su sede central o en su sucursal.

En San Mayol contaba por entonces con 4 mil toneladas en dependencias propias y 6 mil toneladas más en instalaciones ferroviarias arrendadas al efecto.

También había 2 mil toneladas en la sucursal del paraje “El Lucero”, sobre ruta 75.

Numerosos eran los rubros que atendía la entidad, con servicios para socios y productores en general.

Operaba en cereales, seguros, semillas, autoservicio, ferretería, repuestos, maquinaria agrícola, carnicería, hacienda, combustibles, corralón y veterinaria.

Esta última sección estuvo a cargo del doctor Néstor Muda, mientras que en el sector agronómico actuaba como asesora la ingeniera Amelia Mestelán.

En determinado momento se percibió la necesidad de contar con transporte propio, por lo que también se contó con camiones para el traslado de la producción de cereales y oleaginosas.

En 1979 se iniciaron trabajos de mejoramiento en el edificio-hoy prácticamente abandonado-, el sector de balanza, etc mientras que se evaluaba la posibilidad de incorporar la comercialización de lana, lo que por entonces parecía reactualizarse, como así la inclusión de un laboratorio de análisis.

En la memoria de la entidad correspondiente al período 1976/77 se comercializaron 18.639.221 kilogramos, ocupando el primer lugar el trigo con más de 13,5 millones; luego la avena con 2,3 millones y luego el girasol con 1,7 millones de kilos. También se comercializaron cebada, lino, maíz y alpiste.

En la fecha que hemos tomado de referencia para plasmar estos datos, el consejo de administración estaba integrado de la siguiente manera:

Presidente: Francisco Cervetti

Vicepresidente: Denis Amado

Secretario: Raúl Calbete

Tesorero: Humberto Groenenberg

Vocales titulares: Valentín Duvancel, Aldo Goicoechea, Horacio Pita, Darío Fernández, y Roberto Trentini.

Vocales suplentes: Adrián Cabane, José Escujuri, y Roberto Pugliese.

Síndico titular: Rubén Cotabarren

Síndico suplente: Mario Weber.

En ese momento la cooperativa contaba con 222 socios, pero sin dudas prestaba servicios a toda la población de la localidad.

En ese tiempo actuaba como gerente Gerardo Verkuyl, quien también tendría su paso por otras empresas vinculadas con el sector agropecuario y finalmente formó su propia organización denominada Quila Co. En todas sus gestiones tuvo los mismos resultados.

Posteriormente dejó Tres Arroyos, pero es interesante recordar su voz cuando hablaba de temas de su especialidad, es decir la comercialización de cereales y oleaginosas.

La Asociación de Contratistas Rurales de Tres Arroyos (29-09-2018)
Fundada en 1975

La Pampa Cooperativa Agrícola Ganadera de Colonización y Consumo (15-09-2018)
Su nacimiento y evolución

Estancias y chacras (1927) (18-08-2018)
Pedro Amestoy-Juan Bautista Doglioli


Click en la imagen para ampliar.
Los campos en 1927 (04-08-2018)
Bautista Anchorena-Francisco Alonso Martínez-Pedro Cabral


Click en la imagen para ampliar.
Establecimientos de la época (14-07-2018)
1927-Bottino Hnos y Antonio Avecilla

Click en la imagen para ampliar.
Fines de la década del 20 y principios de la de 1930 (07-07-2018)

Click en la imagen para ampliar.

Click en la imagen para ampliar.
Arnoldo Zijlstra (18-03-2017)
Dirigente cooperativista

El señor Arnoldo Zijlstra tuvo una dilatada trayectoria al frente de la Cooperativa Rural Alfa ocupando la vicepresidencia de la entidad en el período 1958/59 y luego fue presidente  entre los períodos 1963/64 a 1978/79.

Promediaba la década del 70 cuando fue entrevistado en ocasión de la celebración anual cooperativa, ocasión en que hizo referencia a la creación de la entidad y también hablaba de la realidad de la institución en ese momento. Y esto decía:

Estancias y chacras (18-02-2017)
Década de 1920 a 1930

Click en la imagen para ampliar.
La Chacra de Barrow y su Asociación cooperadora (11-02-2017)
Algunas visitas notables y crisis presupuestarias recurrentes

Click en la imagen para ampliar.
Estancias y chacras (14-01-2017)
Década de 1920 a 1930

Click en la imagen para ampliar.
El campo, la ganadería y la industria frigorífica (28-01-2017)
CAP y su proceso político

Umberto Menna (10-12-2016)
Relato inconcluso

Entrevista realizada por Mabel Santos para su programa de radio La Revista de la Tarde, en el segmento “Vivencias”

 

“Quiero adelantarles la historia de vida de don Umberto Menna, nuestro entrevistado de hoy.

Nació en un pueblo de Italia. Como todo joven, al cumplir los 18 años fue llamado para hacer el servicio militar. Fue destinado al Regimiento Alpino, obviamente en zona montañosa.

Ya se había desencadenado la Segunda Guerra Mundial. En oportunidad de estar cruzando los Alpes para tomar posición en Grecia y Polonia, todo el regimiento cayó prisionero de los alemanes. Fueron todos trasladados en esa calidad hacia Grecia. Allí el escuadrón fue diezmado por el hambre y los bombardeos. Permaneció en el lugar largo tiempo hasta que logró escapar de ese infierno.

En esa ocasión fue  recogido por una familia de polacos que lo contuvo durante aproximadamente 6 meses.

Cuenta don Umberto que el trato que le prodigaba esta familia era muy especial, cobijándolo como un hijo. Precisamente un hijo había sido arrebatado por la guerra.

Llegó un momento en que la familia no pudo ocultarlo más, cayendo prisionero de los rusos. Así, lo llevaron a la parte oriental de Alemania donde permanecieron durante dos años y medio realizando duras tareas, entre ellas el desmontaje de galpones y otras estructuras que luego los rusos se llevaban en barcos.

Cuenta el entrevistado que el trato era igual o peor que el de los alemanes. Mucho trabajo durante el día, escasez de alimentos que se suministraban una sola vez por jornada y consistía en una especie de caldo de mala calidad y pan negro.

El contacto con la familia era casi inexistente, pero llegó el término de la confrontación.

Los rusos se veían imposibilitados de seguir manteniendo a tanta cantidad de prisioneros. Don Umberto estima serían unos 30 mil hombres de distintas nacionalidades.

Llegó el momento del retorno a casa, pero ni siquiera el regreso fue sencillo ni digno. Se los trasladaba en vagones con pisos cubiertos de cal y cemento, restos de cargas anteriores. Esto hacía que nubes de polvo invadieran el espacio. Cuatro o cinco días de penoso viaje.

No se los dejaba descender, trabando las puertas por fuera y la única comida que recibían era una feta de tocino y un trozo de pan de centeno.

Los prisioneros iban descendiendo de pueblo en pueblo.

Umberto Menna contó que al llegar al suyo esperó la noche para entrar pues tenía vergüenza de su traza, derruida y sucia.

Por fin llegó a su casa. Su madre no lo reconocía pues se hallaba muy deteriorado y sólo pesaba 45 kilos.”

-

Hasta aquí el texto escrito por Mabel quien recogió el testimonio de Menna. La grabación, sin embargo, no pudo ser encontrada por lo que no se puede completar adecuadamente la nota. De todas maneras es una forma más de recoger parte de aquellas tristes experiencias. Al momento de este testimonio, Umberto Menna ya llevaba más de 40 años radicado en la Argentina y tenía 73 años de edad, viviendo con su esposa en una pequeña chacra de Tres Arroyos.

 

Gregorio "Goyo" Pérez (18-06-2016)
Productor pionero y cooperativista
En 1990 el señor Gregorio Pérez contaba buena parte de su vida cuando había cumplido ya 100 años.
Fue fundador de la Cooperativa de Oriente, además del Club El Quequén de esa misma población, pero fundamentalmente fue un pionero de la producción agropecuaria.
Con orgullo recordó a su hermano, Carlos Mariano Pérez quien fue un cura salesiano que luego fue obispo en Comodoro Rivadavia y posteriormente el segundo arzobispo de Salta.
“Goyo”, en una extensa entrevista repasaba aspectos diversos y trazaba una pintura de la realidad agropecuaria desde sus comienzos. Y lo hacía de la siguiente manera:
 
Producción orgánica en el distrito (30-04-2016)
Establecimiento Santa Elena en Lin Calel

“Marcos y Añusca Schneides poseen una panadería, Haus Brot, ubicada frente el hipódromo de San Isidro. Lugar que a simple vista no es más  que un imponente edificio con ladrillos a la vista y canteros llenos de flores, donde se observa la continua visita de clientes y consumidores,
Sin embargo allí se amasa y cocina un sueño que se hizo realidad: llevar a la gente un producto desde la semilla. Es decir un  pan sano desde su materia prima.
El motor que impulsó el inicio de esta experiencia fue un problema de salud de Añusca (anemia congénita) , momento a partir del cual el matrimonio realizó todos los estudios  necesarios, conscientes de los problemas de alimentación que aquejan al planeta.
El ciclo biológico comienza en un campo de Lin Calel, donde el ingeniero Ronaldo Khullman, realiza los cultivos.
El cereal, sano desde su nacimiento, es llevado a Haus  Brot una vez por mes y almacenado en dos silos de grandes dimensiones que la panadería tiene en la parte trasera armoniosamente combinados como parte de la construcción,
La molienda se hace diariamente para que los granos no pierdan sus propiedades. Así, los panes son hechos dentro de las 48 horas con harinas integrales que mantienen intacta la parte viva o germen y su cáscara o salvado, y de este modo las vitaminas, oligoelementos, proteínas y sales minerales.
Los tres molinos utilizados para la obtención de harinas son de piedra granítica especialmente traídos de Europa para no alterar el ciclo en ninguno de los procedimientos.
El más grande es origen austríaco y está forrado artesanalmente con madera, siendo una verdadera reliquia.
El proceso finaliza con el agregado de leudantes naturales, sal, miel pura de abejas, manteca de primera calidad, leche y especias naturales. No se usan margarinas, ni grasas, leudantes artificiales, inhibidores de moho, mejoradores ni ningún otro producto químico.”
El texto precedente es parte de un informe especial que Erica Gagna escribiera el 28 de noviembre de 1992 para el periódico NUESTRA Sociedad al que representó en una visita a ese peculiar emprendimiento familiar.
El matrimonio Schneides dio paso a nuevas generaciones y el emprendimiento se transformó en una industria de singular proyección que tiene incluso su espacio en Internet.
Pero la evolución del trigo orgánico se hace en el establecimiento Santa Elena, en la zona de Lin Calel, único caso de producción de ese tipo y de cualquier producto registrado oficialmente en Tres Arroyos,
Ya no está allí el ingeniero Khullman. El trabajo quedó en manos del ingeniero Diego Fontenla quien definía dicho emprendimiento de la siguiente manera:

Cooperativismo agrario (09-01-2016)
Testimonios gráficos que ilustran el anexo del mismo título

Click en la imagen para ampliar.
Cooperativismo agrario (09-01-2016)
Algo de historia
La historia del cooperativismo agrario y de las cooperativas en general, ya ha sido escrita. Y profusamente. De modo que este espacio no pretende hacerlo nuevamente, sino reflejar a través de archivos sonoros algunos pasajes que se consideran interesantes de una actividad que ha sido sustancial para la economía nacional y lugareña.
Quienes quieran abrevar en otros detalles pueden acceder por ejemplo al trabajo realizado en 1983 por María Liliana Passarotti quien ganara un tercer premio en el concurso de estudios históricos propiciado por el Museo Mulazzi. Participaron del mismo los alumnos secundarios que concluían sus estudios en 1982. Su trabajo, publicado por el diario local se titulaba precisamente “Historia del Cooperativismo”.
Pero como una aproximación se puede decir que en 1891 hubo un intento de formación cooperativa ante un desmedido aumento del precio del pan dispuesto por los industriales del sector.
Un joven Juan B. Istilart que trabajaba en el Molino Mayolas fue el impulsor de la iniciativa para contrarrestar los efectos de la situación. Era el secretario de la entidad que estaba lista para lanzarse el primero de noviembre de dicho año.
Los industriales desistieron y retrotrajeron el precio del pan y la cooperativa no llegó a funcionar.
Ya se ha hablado de las graves circunstancias de los productores que desembocó en 1904 en la constitución de La Previsión, como instrumento de protección contra los daños por granizo. Su historia es conocida.
En los primeros días de julio de 1932 se concretaba la reunión preparatoria de la Cooperativa Granjera de Tres Arroyos que pretendía representar a los pequeños granjeros y horticultores que atravesaban una situación de crisis, de extrema pobreza y hasta miseria.(ver reproducción de documentación original)
Es el origen de la Cooperativa Agraria, transformada muchas décadas después en una de las entidades de primera línea en la comercialización nacional y en una potencia económica y prestataria de servicios conocidos en la actualidad.
Es una entidad de primer grado integrada a la Asociación de Cooperativas Argentinas y esta a su vez a CONINAGRO, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria. 
La Asociación de Cooperativas se formó en 1922 y fue impulsora en la constitución de entidades cooperativas de productores desde la presidencia de Celestino Sienra.
Desde 1930 se incentiva esa tendencia. En Tres Arroyos funcionaban la Cooperativa Agraria, con sucursal en Vázquez; la Agrícola de Micaela Cascallares, con sucursal en Irene; la Agrícola Ganadera de Orense, con sucursal en Cristiano Muerto; la Agrícola “La Victoria” de San Francisco de Bellocq, con sucursal en Lin Calel; Cooperativa Rural Alfa; La Pampa cooperativa Agrícola ganadera de Colonización y Consumo; Agrícola de San Mayol y Agrícola de Copetonas.
El listado no se agotaba, sin embargo, pues también tenía fuerte presencia en la región la Federación Argentina de Cooperativas Agrarias, FACA, enrolada en el movimiento de Federación Agraria Argentina.
En la entidad, cuyo quebranto la hizo desaparecer, actuó en cargo de directivo muy importante el señor Roberto Argentino Massa, fallecido hace algún tiempo.
Aquí actuaba la Cooperativa Agropecuaria y también había otras en la zona, como la Agropecuaria de San Cayetano y La Defensa, de G. Chaves.
En 1931 se formaba la Sociedad Cooperativa Agrícola de Copetonas y así se recordaba al cumplirse sus 50 años:

En abril de 1938 se conformaba la Cooperativa Rural Alfa, destinada fundamentalmente a cubrir las necesidades de la colectividad holandesa.
Uno de los fundadores fue don Pedro Verkuyl, y en general la familia mantuvo su vinculación con la entidad de manera permanente.
Uno de sus descendientes, Martín Verkuyl fue presidente de la institución tras una larga gestión de Abraham Groenenberg de dos décadas.
Martín Verkuyl, que representó a la entidad en distintas otras manifestaciones, fue también presidente de la desaparecida Comisión de Lucha contra las Plagas, que funcionó cuando los ataques de la paloma contra los cultivos eran feroces.
Tras asumir la presidencia de la Cooperativa esto decía

Tres Arroyos siempre fue un lugar privilegiado no solo por su producción, sino por la presencia de los dirigentes más encumbrados del cooperativismo nacional.
El 3 de febrero de 1971 llegaba a nuestra ciudad el señor Pozzo Venchiarutti, presidente de la Asociación de Cooperativas.
El 14 de diciembre de 1972 visitaba Tres Arroyos el presidente de FACA, Roberto Eguilior acompañado por el gerente general de la fallida organización, Abelino Strólogo y se quejaba por un retrógado sistema impositivo para el campo
En la década del 90 la situación de las organizaciones cooperativas de base era paupérrima e imposible de sobrevivir. Con intervención de ACA se fue analizando cada caso para generar un mecanismo de absorciones. La Cooperativa Agraria se quedaría con casi todas.
Mantendrían su funcionamiento la Agrícola de Cascallares y la Rural ALFA.
En marzo de 1987 se suscribe el convenio con la cooperativa de San Mayol, con sucursal en ruta 75. Primero con una administración provisoria de 10 meses y la absorción final.
En enero de 1992 se produce la fusión de la Agrícola Ganadera de Orense.
En diciembre de 1994 ocurre lo mismo con la Sociedad Rural  Cooperativa de G. Chaves.
En julio de 1996 se llega un acuerdo con la Cooperativa Río Quequén, que ya era fusión de La Ruta, de Aparicio; la Agrícola Ganadera de Oriente y la Agrícola de Copetonas.
En diciembre de 1997 se compró la planta de almacenamiento de la Cooperativa La Victoria, de San Francisco de Bellocq, entidad que afrontó su liquidación.
También sobrevendría un proceso de absorción de la Cooperativa La Pampa.
El movimiento federado también clausuró en todo el país su oferta de entidades cooperativas, todas desaparecidas y lejos del esplendor que FACA tuvo de las mejores épocas de la mano de Antonio Américo Di Rocco.
Sin embargo, la Asociación de Cooperativas Argentinas se consolidó bajo el lema “servir a la Patria defendiendo su producción”
Adherida a CONINAGRO, su presencia siempre fue muy fuerte y constantemente pensando en una mejor organización regional.
Desde lo político, la Confederación siempre procuró llevar su voz al máximo nivel para hacer conocer sus inquietudes.
La Asociación de Cooperativas profundizó su presencia comercial en todos los rubros y potenció los mecanismos para perfeccionar y brindar apoyo a entidades de base y a los productores a su través.
La Cooperativa Agraria se transformó en una entidad de peso fundamental con presencia siempre en los medios de comunicación para orientar sobre la actualidad comercial:

También la búsqueda de información llevó a organizar viajes al exterior con grupos de productores asociados. Uno de esos viajes se produjo a Kansas, Estados Unidos y Manitoba, Canadá.
Al regreso, el entonces presidente de la Cooperativa, ingeniero Hugo Cadenas comentaba:

En Cabildo la Asociación de Cooperativas instaló un semillero que proveyó de material de primer nivel para el mejoramiento de los cultivos de trigo, tanto en calidad como en cantidad.
Esa contribución determinó que en 2002 se dispusiera la asignación de la Espiga de Oro a la entidad según recomendación del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos, cuyo presidente Julio Domingo Yagüe decía en el palco central de la trigésimo tercera edición de la Fiesta Provincial del Trigo.
En la ocasión agradecía el señor César Montenegro, por entonces presidente de la Asociación. Yagüe decía:

Los contratistas rurales (31-01-2016)


Los contratistas rurales nacieron en la llanura pampeana junto con la mecanización de la agricultura y se dedicaron inicialmente a brindar servicios de laboreo y cosecha. Con el correr de los años evolucionaron hasta transformarse en su gran mayoría en contratistas tanteros.
Su importancia fue reconocida de una manera especial al punto que en 1994 la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca efectuó un trabajo especial de relevamiento para conocer la situación del sector al que calificó de sumamente dinámico.
El trabajo, prolijamente publicado con posterioridad incluía, además de los datos personales del contratista relevado, la superficie trabajada en el ciclo agrícola 93/94; la distribución de las superficies por grupos de cultivo; la tecnología aplicada en los cultivos realizados por cuenta propia; máquinas, equipos y herramientas; evolución de las superficies trabajadas en el último quinquenio; el acceso al crédito; innovaciones tecnológicas incorporadas y las inversiones previstas.
Tres Arroyos no podía permanecer ajena a todo el proceso y encontró en un infatigable Danilo Zanini la posibilidad de formar una Asociación de Contratistas Rurales.
La organización funcionó durante varios años, pero fue sin dudas en la década del 90 cuando se proyectó de una manera especial.
La entidad tuvo una proyección originalmente gremial, aunque luego incorporaría una parte comercial y desde una proyección importante declinó hasta virtualmente desaparecer y hoy no tener un funcionamiento público que suponga trascendencia.
Fue de la mano de Carlos Sánchez que la Asociación cobró el vuelo trascendente que la ubicó funcionando en la Cámara Económica e integrando puestos clave de la por entonces trascendente Comisión Zonal de Entidades Agropecuarias.
De la misma manera se incorporó a la Federación Argentina de Contratistas, entidad esta que sesionó en Tres Arroyos en alguna ocasión.
La Asociación funcionó en un local sobre la avenida Olivero Duggan en su momento de mayor gloria, contándose con un asesoramiento profesional y con singular adhesión de los empresarios del sector.
Se abriría a gestiones y tratativas con empresas nacionales y se intentaría potenciar el ingreso a las tecnologías de punta.
Quizás uno de los trabajos más trascendentes fueron los estudios de costos que la entidad realizaba y difundía como elemento de referencia para los asociados y productores en general.
Ese trabajo fue adoptado por el Banco de la Nación para calcular aspectos crediticios para el sector agropecuario, lo que marca la seriedad y precisión del estudio.
La actividad gremial fue importante y se trabajó mucho en cuestiones vinculadas con los seguros exigibles y también con el tránsito de maquinaria por las rutas, gestionando y logrando tarifas específicas para el cobro de los peajes.
La historia de la entidad estuvo estrechamente vinculada con un proceso económico especial y la globalización de los 90. También la aparición en nuestra zona del cultivo de soja, hasta ese entonces prácticamente desconocido.
Se asumía que los contratistas zonales no eran cosecheros y que inversiones voluminosas en trilladoras de avanzada no eran posibles sin la recurrencia al crédito, por cierto muy restringido en el mercado.
En determinado momento se resolvió que la entidad podía avanzar en otros rubros, incursionando en aspectos comerciales.
Probablemente esa cuestión hizo que se iniciara un proceso de inexorable declive.
Sanchez iniciaba una carrera política cuyos resultados conocemos y la entidad tuvo otros dirigentes.
El señor Oscar Pedone estuvo durante dos períodos y tras una asamblea en que se le renovaba el mandato decía (audio anexo)
En definitiva, el desarrollo notorio de la entidad se produjo en base a una decisión oficial que en 1992 hizo que la Dirección de Producción Agrícola y los contratistas buscaran acciones tendientes a solucionar problemas que limitaban el desarrollo de esta actividad prestadora de servicios y que posee una importancia significativa para el sector agrícola argentino.
Las modificaciones en la atención oficial hacia el sector fue un factor decisivo para que la cuestión quedara fuera de una atención específica, con los resultados conocidos.
La organización del operativo de campo para la encuesta realizada en 1994 contó con la colaboración de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Casilda), la Asociación del Centro y Norte de la provincia de Santa Fe (San Vicente), la Asociación de Trilladores de Córdoba (Almafuerte) y la Asociación de Contratistas Rurales de Tres Arroyos.
Las citadas entidades proporcionaron los listados de sus asociados, cedieron el espacio físico para concretar las entrevistas, y también colaboraron efectuando la citación previa de cada una de las personas seleccionadas.
Por entonces, la entidad local tenía casi un centenar y medio de asociados.

Estancias y chacras de nuestra tierra
Los Trentini
Una familia con tradición campesina
En la entrevista se ilustra con una imagen de la familia de Roberto Trentini en la actualidad y el casamiento con Carmen Margarita Meizoso el 3 de abril de 1965. De la unión nacieron Marcos Gabriel y Luciana Doña. El nieto lleva el nombre de Rafael. Aquí añadimos: 1-Foto de 1919 con los abuelos Juan y María Alfini y sus hijos. El mayor es Rafael, padre del entrevistado. 2-El 29 de abril de 1937 se casaban Rafael Trentini y Angélica Teresa Rebol. 3-Año 1948 en plena cosecha. Rafael maneja; el tío Albino es cosedor; la madre del entrevistado y su tía Luisa, además su madrina, colaboran. Roberto pequeño parado sobre la máquina. 4-Año 1959 en cosecha, ya con automotriz, en un alto tradicional para tomar mate cocido con galleta. 5-Con el Intendente Aprile y otros integrantes de la Comisión Vial en 1999 en ocasión de la incorporación de 7 motoniveladoras Champion y una Zanello, una retroexcavadora, una pala cargadora frontal y una topadora.
Click en la imagen para ampliar.
La Chacra Experimental de Barrow
En el mes de mayo se cumplen los aniversarios de la Chacra Experimental de Barrow, aunque no se conoce con precisión en qué día de este mes del año 1923 fue fundada. De modo que en ninguna de las publicaciones institucionales figura ese día y se recurre a una generalización aproximativa. Entonces, la fecha exacta que se pretenda, responde a la necesidad de una mayor precisión. Pero es caprichosa. En mayo de aquel año La Previsión Cooperativa de Seguros funda la chacra experimental que llevaba su propio nombre. El emprendimiento nace del seno de la comunidad preocupada por mejorar los conocimientos tecnológicos del sector agropecuario. En 1942 la propiedad es transferida a la provincia de Buenos Aires y se le puso el nombre de Chacra Experimental Benito Machado. A partir de 1958 se le denomina Chacra Experimental de Barrow, añadiéndosele luego el término “integrada” en función de convenios estipulados con el INTA, lo que ocurrió en 1962. En esa fecha se firma el primer convenio de colaboración pero será en 1992 cuando se resuelve la integración de las partes integrando la Chacra al Centro Regional Buenos Aires Sur del INTA. En 1969 se crea la Asociación Cooperadora, integrada por entidades de productores agropecuarios. El primer director fue el ingeniero Enrique Amos, luego Vicente Brunini y en 1939 se hizo cargo de la dirección el ingeniero Bartolomé Schelotto quien había desarrollado trabajos de investigación en el establecimiento en calidad de becario en los años 1932/33. En 1937 y 38 fue subdirector y luego fue director entre 193 y 1968 con un lapso de 1949 y 1953 en que fue reemplazado por el ingeniero Goñi. En consecuencia, el ingeniero Schelotto actuó en la Chacra en las dos etapas fundamentales: la primera cuando era propiedad de la Previsión y luego dependiendo de la provincia de Buenos Aires. El profesional también ocupó en la década del 70 el cargo de Director de Agricultura y Ganadería de la provincia. En ese carácter visitó la Chacra el 28 de junio de 1974. En la ocasión formuló declaraciones sobre varios temas vigentes en esa época, como el seguro integral agrícola que impulsaba y que nunca se instrumentó. También opinaba sobre lo que ocurría en la Chacra Experimental en ese tiempo. La foto que ilustra esta nota fue tomada en momentos en que se producía la transferencia del establecimiento desde La Previsión a la Provincia y están allí el ingeniero Enrique Amos, en el centro; a la derecha, Vicente Brunini y a la izquierda Bartolomé Schelotto.
Click en la imagen para ampliar.
Hakon Haugaard: su testimonio
Nacido en 1911 en Dinamarca, fue un productor agropecuario y dirigente de importancia sobre todo en el ámbito del cooperativismo agrario. Su padre, Pedro compró el primer campo familiar en 1900 y cien años después Hakon hizo un relato sobre su vida que quedó plasmado en una grabación. El testimonio constituye un aporte invalorable para “esto es Historia” para tomar idea de la dimensión que puede alcanzar el tesón de las personas, incluyendo la solidaridad que se aplicó para sobrellevar la crisis económica del año 30. Haugaard fue uno de los precursores y por muchos años también titular de la Cooperativa La Ruta, de Aparicio e integró los cuadros directivos de la Asociación de Cooperativas Argentinas y la Corporación Argentina de Productores de Carnes, CAP. Representó a la ACA en la feria de Hamburgo y también en gestiones comerciales en distintos países de Europa. El relato fue desarrollado en el año dos mil y ahora lo difundimos en este espacio.
Elena Kuhn
Por iniciativa de su hija, la arquitecta Ivonne Aizpurúa (ver sus declaraciones en “entrevistas”), la señora Elena Kuhn dejó grabadas sus memorias de una vida íntimamente ligada con la actividad rural. Durante una hora desgrana las experiencias producidas en un rico testimonio de la vida campesina de antaño. Es un relato producido en 1997, tiempo antes de su fallecimiento y para quienes hemos conocido aspectos del campo y su historia es de un valor incalculable. Los detalles que se suministran son realmente muy concretos respecto a la realidad familiar y el entorno en que se vivía por entonces. Invito a los lectores a tomarse el tiempo necesario para poder apreciar este testimonio invalorable.
Click en la imagen para ampliar.
La Colonia San Francisco
Por María del Carmen Filella
Click en la imagen para ampliar.
Angel López Cabañas
Como surge claro de la entrevista realizada a Juan Carlos López Cabañas, su padre tuvo especial predilección por la actividad rural. En el libro de Estancias y Chacras, de 1930 se incluyen datos de dos establecimientos que tuvo don Angel López Cabañas. En ambos casos en sociedad con el señor Juan Bidegain, francés de origen. Incluimos las reproducciones correspondientes.
Click en la imagen para ampliar.
La familia Muda
En 1975 el señor Pedro Muda se retira de la actividad y hace un reparto equitativo de su empresa agropecuaria, surgiendo así las cabañas El Carrizal, de Juan Pedro; Don Pedro, de Héctor y La Juanita de Raúl Muda. La original cabaña La Primavera ya había consolidado su ubicación incluso a nivel internacional, pues entre 1964 y 1965 exportó a Rusia carneros y borregas de las razas Lincoln y Corriedale, tras una visita de productores de Ucrania, por entonces todavía integrada a la U. Soviética. Los premios obtenidos por las cabañas familiares fueron innumerables, logrando un reconocimiento de alcance nacional y la especialización hizo que en varias ocasiones los Muda actuaran como jurados de diversas muestras. En 1965 La Primavera vendió un gran campeón de la raza Lincoln en la cifra de 3.150.000 pesos que fue récord mundial durante varios años. (ver en esta sección el título Un récord mundial) Don Pedro Muda había nacido en 1898 en Tres Arroyos y fue arrendatario hasta 1906 en que compra sus primeras 160 hectáreas. En 1919 se crea la cabaña La Primavera. En 1925 se interviene en la primera exposición. Fue socio co fundador de la Asociación Argentina de Criadores de Lincoln, Sociedad Rural, Cooperativa Agraria, Comisión vial y participó en otras instituciones. Completamos la historia con las siguientes fotografías, complementarias de la entrevista con Raúl y Héctor en la sección correspondiente. 1-Pedro Muda 2-Pedro Muda con su esposa 3-Al cumplir 80 años en 1978, el 23 de setiembre de ese año. 4-Héctor, Raúl y Juan 5-Raúl en 1998 6-Héctor en 1980 7-Héctor Muda y familia 8-Las nuevas generaciones 9-Detalle publicado en 1927 del campo de Juan y Pedro Muda. 10-Idem del campo de Domingo Muda
Click en la imagen para ampliar.
Un record mundial (09-02-1972)
El 9 de febrero de 1972 se estaba completando la programación de la nonagésimo séptima exposición de la Sociedad Rural de Tres Arroyos con el remate de los ejemplares presentados. Con el martillo de César Ferrari salió a la venta el gran campeón de la raza Lincoln, de la cabaña de Zeberio Hnos, en Ayacucho. Tras una fuerte puja el ejemplar fue vendido en 3.400.000 pesos moneda nacional que se constituyó en un récord mundial para la raza Lincoln y además igualaba el mejor precio nunca conseguido en el país para un ovino. Fue comprado por la familia Marateo, cabaña 16 de Julio en Azul para mejorar sus planteles. Los pasajes más salientes de aquel acontecimiento fueron los siguientes:
La familia Ciancaglini
Es casi una rareza encontrar un material como el aportado por María Inés Ciancaglini (ver entrevista del 6 de diciembre de 2014) consistente en una memoria elaborada por uno de los padres de familia. Es un trabajo breve elaborado por el señor José Ciancaglini donde referencia la historia familiar y personal, incluyendo algunos detalles notorios. No es un manuscrito, sino un librillo prolijamente impreso orientado a dejar testimonio de su paso por la vida, incluyendo las inversiones realizadas, en detalle. Es un material imperdible como testimonio histórico, de manera que lo he grabado textual para ser incorporado a “esto es Historia”. Se complementa con algunas fotografías familiares, completando la referencia a esta familia. 1-La entrevistada con sus padres 2-La casa familiar, en el campo, cerca de G. Chaves. 3-Tapa del testimonio dejado por el señor José Ciancaglini 4-La familia de la entrevistada, rama materna 5-La entrevistada al momento de recibir una distinción. 6-7 y 8-Con los afectos más cercanos en distintos momentos de su vida.
Click en la imagen para ampliar.
El campo y sus reclamos
La relación del campo con los distintos gobiernos de todas las épocas, ha sido siempre conflictiva. Cualquier enumeración de enfrentamientos sería insuficiente y seguramente incompleta. Desde la Patagonia Trágica, pasando por el Grito de Alcorta y el conflicto por la resolución 125, se han sucedido siempre situaciones tensas vinculadas al campo. Hechas las salvedades del primer párrafo, es interesante recuperar para la memoria histórica por lo menos dos de esas situaciones. El diario Noticias Gráficas del 21 de octubre de 1933 consignaba que “agricultores de Tres Arroyos piden la ayuda oficial” y que “una delegación emprendió viaje a la Capital Federal” para cumplir gestiones ante las autoridades nacionales por las graves dificultades que se presentan por los bajos precios de la producción. Los representantes eran Juan B. Istilart, Leopoldo Mulazzi y Arturo Francisco Rivolta. La crónica habla de una gran incertidumbre en el sector y la posibilidad que los campesinos no levanten la cosecha dejando que lo hagan los acreedores. También ha provocado gran desaliento el anticipo de los precios fijados para la peonada. El diario La Nación, por su parte informa que se presentó una nota al Ministerio de Agricultura de la Nación que era suscripta por La Previsión, Sociedad Rural, Liga del Comercio e Industria, Banco Comercial, Cooperativa La Granjera, La Agrícola Ganadera, La Perseverancia del Sur y Cooperativa Eléctrica. Se pedía que se dispusiera la prohibición de exportar la producción de la próxima cosecha a un precio inferior al costo de producción y se imponga el mismo precio u otro superior al trigo que se destine al consumo local y se compra por los molinos del país. No se menciona el costo, que deberá ser fijado por el Ministerio a través de sus organismos técnicos. Se mencionaba en la nota que la medida propuesta tiende a llevar cierto grado de tranquilidad al agricultor, asegurándole que sus actividades estarán a cubierto de mayores drenajes y que, por este lado, puede entregarse confiadamente a las labores próximas. Otro protagonista relevante en la historia tresarroyense también intervino en la cuestión agropecuaria. Fue en 1975 en que el por entonces presidente del bloque de diputados de la Nación del radicalismo, Antonio Tróccoli formulaba el siguiente panorama en declaraciones a Guillermo Schulze:
Click en la imagen para ampliar.