Programas Especiales

Servicio eléctrico en Balneario Reta (12-05-2018)
Su inauguración

Recordando el centenario de Tres Arroyos (21-04-2018)
Texto y relato Omar Eduardo Alonso

Décadas del 60 y 70: el empresariado y los temas de su interés (10-02-2018)
El accionar de los gitanos; el costo de la energía eléctrica y de las prestaciones médicas, etc.

Click en la imagen para ampliar.
La bienal de la Fundación Banco Comercial-Premio Tres Arroyos (28-10-2017)
Historia y testimonios de época

Los refugiados asiáticos en Claromecó-El testimonio de Lada Ly (23-09-2017)
Compaginación y relato Omar Alonso

Click en la imagen para ampliar.
Las crisis sociales recurrentes según pasan los años (01-07-2017)
Las voces a través del tiempo-Recopilación, compaginación y relato: Omar Alonso

Fiesta del Trigo (04-03-2017)
Apostillas de algunos aspectos de su historia

Click en la imagen para ampliar.
Cooperativa Eléctrica de Tres Arroyos (18-02-2017)
Entre realizaciones, conflictos y desmesuras

TEMAS Y VOCES (07-01-2017)
La utopía del puerto a través del tiempo

Los adoquines (24-09-2016)
Iconos de un Tres Arroyos que aspiraba a más

Click en la imagen para ampliar.
Instituto Superior de Formación Docente (10-09-2016)
Su orígen y creación

Hitos de la cultura tresarroyense (27-08-2016)
La radio y el Grupo Tablas

Click en la imagen para ampliar.
Inauguración de la red eléctrica de media tensión (25-06-2016)
Acto cumplido en San Francisco de Bellocq
En 1971 se concretaba la inauguración de una de las obras más trascendentes para el desarrollo del distrito, especialmente  las pequeñas localidades.
Se hacía realidad un proyecto que se lanzara en 1963 y que pudo concretarse 8 años después, no sin atravesar diversos problemas en su gestión.
En un acto cumplido en el Club Recreativo Echegoyen de San Francisco de Bellocq se inauguraba la red eléctrica de media tensión que favorecía fundamentalmente a las localidades de Orense, Claromecó y San Francisco de Bellocq.
Fue una transmisión especial de LU 24 en cuya primera parte el periodista Amílcar Dinsen habla de la evolución de la obra, su costo e importancia y la participación fundamental de las cooperativas eléctricas.
Posteriormente hablan Pedro Chedrese, Helvidio Irigoyen, Eberto Viñes, de las cooperativas involucradas; Jorge Foulkes, titular de la entidad coordinadora; Jacques Lagrange, de la Dirección Provincial de Energía y el Intendente Oriente Calabrese.
Puede escucharse de manera completa el desarrollo del acto:

Un aniversario de Tres Arroyos muy especial: el 94º (23-04-2016)
La muerte del Intendente Cortese. Semblanza y último discurso
El 24 de abril de 1978 Tres Arroyos cumplía su nonagésimo cuarto aniversario. Pero no sería precisamente con una celebración pues se producía la muerte inesperada de quien era Intendente municipal, Angel Amer Cortese.
Fue el primer jefe comunal en el contexto de aquel traumático proceso de facto que arrancó con el golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976.
El Intendente constitucional, Francisco Couso fue reemplazado por un interventor, el teniente coronel Juan Porcel de Peralta, pero luego se produjo la designación de un convecino como comisionado.
Lo fue a dedo, y nadie apostaba a favor de Cortese. El tiempo demostraría que era capaz de desarrollar una gestión con un alto grado de eficacia y con un reconocimiento popular pocas veces conocido, tal como quedó demostrado el día de su inhumación.
Tenía ya una trayectoria política que lo había llevado a ocupar un cargo legislativo provincial, siendo senador durante la gestión radical de Arturo Illia, pero en representación del desarrollismo liderado por Arturo Frondizi. En esa calidad fue un decidido impulsor de algunas iniciativas importantes para Tres Arroyos.
Lo cierto es que esa gimnasia política le sirvió, y mucho para desarrollar la gestión que inició el primero de mayo de 1976 y que concluyó abruptamente el 23 de abril de 1978 con su inesperado fallecimiento.
Fue un militante que el 25 de abril de 1971 hablaba de la expectativa de una salida constitucional al proceso de la revolución argentina que derrocara en 1966 al gobierno radical y truncara su propio desenvolvimiento legislativo:

A poco del inicio del gobierno de facto surgido en 1976 y por recomendaciones de amigos, fue designado a cargo de la Municipalidad del distrito.
Llevaría adelante en más, una gestión con abierta participación de las instituciones y los vecinos y sobre todo marcada por una pronunciada austeridad.
Dejó de lado el vehículo oficial para viajar a La Plata y otros lugares utilizando los servicios colectivos.
Dentro de nuestra ciudad utilizó su propio vehículo o los servicios de taxis y según siempre se afirmó, los viáticos utilizados indefectiblemente eran exiguos o directamente cubría sus gastos con su propio ingreso.
Garantizó siempre el diálogo y la accesibilidad de quienes querían tratar con él temas de interés común y trabajó estrechamente con las instituciones.
La resistencia inicial que provocaba ser el representante de un gobierno de facto, fue cediendo a medida que la comunidad advertía en él a un convencido representante de los intereses del conjunto de la población.

En el transcurso de una reunión regional de intendentes organizada por LU 24, Cortese enunciaba la situación general de la comuna y trazaba algunos lineamientos de la acción que proyectaba.
El encuentro, transmitido en vivo era abierto de la siguiente manera:

Allí, Angel Amer Cortese señalaba entre otras cosas:
Tres Arroyos cumplía en abril de 1978 su nonagésimo cuarto aniversario.
Por ese motivo, LU 24 organizaba una cena especial con la presencia de autoridades y representantes de las instituciones, el comercio y la industria.
Participó del encuentro del señor Angel Amer Cortese, quien, como máxima autoridad comunal fue invitado a hablar. Lo hizo de la siguiente manera:

Sería ese su último discurso. El Intendente se sintió descompuesto al término de la cena, iniciado ya el 24 de abril.
Fue trasladado al Hospital Pirovano, atendido y medicado se autorizó su regreso a su domicilio pero en el trayecto se produjo un colapso irreversible.
Los actos celebratorios eran suspendidos. Asumía interinamente el Secretario de Gobierno, Carlos De Leo quien luego sería confirmado como Intendente. Los restos de Cortese fueron velados en el hall de la Municipalidad e inhumados en el cementerio municipal.
Así lo informaba en la ocasión la emisora local.

La caravana fúnebre sería acompañada por una manifestación popular multitudinaria. Sin exagerar puede decirse que los tresarroyenses se volcaron a las aceras por decenas de cuadras, mostrando un reconocimiento especial para un  hombre sencillo que fue recibido con recelo y excepticismo pero que con su trabajo no sólo logró revertir esa impresión, sino alcanzar un grado de aceptación popular pocas veces recordado.
Las viviendas sociales (12-03-2016)
Breves referencias históricas
Alegría y desencanto. Quizás las palabras que mejor definen los momentos decisivos en que una familia recibe la noticia sobre la adjudicación o no de una vivienda de determinado plan social que significará un cambio sustancial de vida.
Anverso y reverso de una cuestión muy controvertida y controversial que se ha sostenido a lo largo de toda la historia de la población.
Es que los sistemas evaluación de las necesidades de los postulantes no siempre han sido los mejores y siempre se ha generado sospechas de maniobras de distinto tipo.
Suspicacias sustentadas fundamentalmente por una gran necesidad habitacional, nunca suficientemente cubierta por estas realizaciones de carácter social.
Pero además, y ya en las últimas realizaciones la aparición de la usurpación ha puesto en la consideración pública la eficacia oficial para garantizar que los adjudicatarios realmente reciban sus viviendas.
Los esfuerzos por resolver los problemas habitacionales han sido muchos y muy variados.
Los planes de construcciones colectivas han recorrido una historia casi siempre plagada de problemas y contradicciones.
Quizás el barrio más emblemático fue el Villa de las Américas, es decir el Barrio Obrero. Ejecutado durante la presidencia de Juan Perón, lo fue con un grado de calidad difícil de superar. 
Muchos de sus adjudicatarios fueron depredadores de esas bondades constructivas, pero pasadas muchas décadas la cuestión se revalorizó y hoy está transformado en un sector de primera categoría.
Pero claramente sus beneficiarios originales fueron privilegiados si eran afiliados al peronismo. Los años cambiarían la historia.
Casi en el otro extremo se realizaría el barrio ATEPAM, un mecanismo que recurría  a sistemas de pre moldeado y la asistencia mutua de los vecinos. De la mano de adjudicatarios originales como Arias o Lorenzi, el barrio potenciaría la amabilidad del espacio lindero con la ruta 228.
Un dato curioso era la torre y tanque de agua para la distribución a todo el barrio, hoy todavía existente.
En el extremo sur fructificaba el esfuerzo del cura gaucho, Isidoro Broilo. Casitas muy modestas para familias de escasos recursos, construidas por el sistema prefabricado y comodidades muy ajustadas.
Fue una obra social de invalorable proyección ejecutada con el aporte comunitario que hacía el cura, fundamentalmente con la campaña de la bolsa de trigo en la cual comprometía a productores y entidades vinculadas con el sector agropecuario.
Las viviendas se complementaron con una escuela y sala de atención primaria.
Se puede recordar la voz de Broilo cuando anunciaba la inauguración de la vivienda número 60 en ocasión de la celebración del Día del Párroco.

Con algún parecido constructivo, se realizó el Barrio Municipal, ubicado en la avenida Ameghino al 1500. Casas modestas, de tipo prefabricado.
Cercano al barrio ATEPAM se desarrolló un plan de viviendas propiciadas desde el Estado, denominado Provincia y Municipio. Se trata de 21 unidades también de construcción básica que fueron adjudicadas durante la gestión de Oriente Blas Calabrese.
El Banco Hipotecario Nacional financió no pocos emprendimientos en Tres Arroyos.
Uno de ellos fue el Plan VEA, Viviendas Económicas Argentinas. La realidad es que el nombre no define la amplitud y calidad de las viviendas que fueron ejecutadas por la empresa Zurita Hnos.
Fue el 12 de marzo de 1971 cuando se hacía la inauguración de dicho barrio, situado sobre la avenida Caseros, y esto decía un funcionario del Banco Hipotecario:

También hablaba el Intendente Calabrese:
Además de viviendas, se propiciaron construcciones de barrios de departamentos, o en algunos casos con diseños mixtos.
Así por ejemplo de este último caso el FONAVI norte, que ejecutó la empresa Constructora Rampoldi, y que se ubica entre ATEPAM y PyM.
Los departamentos del FONAVI terminal, los monobloques de Mitre y Suipacha  o los departamentos ubicados frente a la plaza Francia, estos últimos correspondientes al barrio Reactivación dos.
Precisamente las cuestiones de adjudicación y de ocupación de los locales comerciales fueron motivo de controversia que se trasladó al ámbito del Concejo Deliberante.
En 1991 se planteaba la necesidad de establecer reglas claras que permitieran evitar suspicacias. 
Esto ocurría cuando se discutía el punto 5 del orden del día con intervención de los concejales Carlos Aprile y Guillermo Huárriz

Hubo otros emprendimientos de diversa índole. El barrio Solidaridad, donde los vecinos afrontaban solidariamente el aporte de la mano de obra y se ubica aledaño al Barrio Obrero.
El barrio Canadiense, al 1200 de la avenida Constituyentes respondió a la implementación novedosa de una técnica canadiense de construcción con un plástico especial.
El Sindicato de Luz y Fuerza impulsó, en Mitre y Constituyentes un barrio de excelente calidad, mientras que años después la Cooperativa Eléctrica construiría unidades en un predio ubicado próximo a la ruta 3.
Otro emprendimiento, también construido por la empresa Zurita Hnos fue el ubicado al 1300 de la avenida Caseros, denominado Los Aromos.
Hubo muchas denominaciones para estos emprendimientos. Se puede recordar al Plan Alborada o más recientemente el Plan Federal.
Fue en este último cuando se produjo el problema de las usurpaciones masivas de las unidades, una cuestión inédita y  que no está resuelta aún. No han sido pocos los adjudicatarios que no pudieron ocupar las viviendas asignadas.
En la historia, sin embargo, no han sido los únicos problemas que se han presentado en relación a los planes de viviendas.
Proyectos truncos, iniciativas frustradas, defraudaciones y estafas, fueron también forjando esta cuestión.
A través de la Unión Obrera Molinera se anunció la construcción de un barrio en avenida Libertad 1400, aproximadamente. Hasta se colocó un monolito. Nunca se ejecutó y mucha gente fue defraudada.
El gremio, que debió hacer frente a los reclamos airados de personas que habían aportado 25 mil pesos para cubrir gastos administrativos, fue en realidad intermediario de un plan lanzado por una denominada Intersindical con asiento en Córdoba.
Al tiempo se descubrió que el impulsor del plan, Fortunato Zacarías había sido partícipe de una estafa importante en Chacabuco y estaba acusado de delitos graves.
Tras una agitada reunión, el titular del gremio molinero, señor Cabral daba a conocer estos detalles, informaba que el gremio reiniciaba otras gestiones para construir viviendas y admitía que el dinero aportado debía darse por perdido.
También la CGT regional intentó avanzar a través del Sindicato de Canillitas.
El Ministerio de Bienestar Social había asignado a la CGT la realización de 100 mil viviendas en todo el país, sin interés para los adjudicatarios. El programa se llamaba “17 de octubre”.
La Federación Argentina de Sindicatos de Canillitas ofreció a la delegación regional de la CGT un cupo de 250 unidades.
Para ello se concretó un plenario en que dirigentes y técnicos explicaron el proyecto, que se iba a ejecutar en un predio de 4 hectáreas que la Delegación Regional iba a afectar, situado en Caseros y Ruta 3.
En declaraciones al periodismo se daban detalles de una iniciativa que nunca se concretó.
Horacio Ale, titular cegetista en el año 1971 decía.

Raúl Benítez, asesor de la Federación de canillitas estuvo en la ocasión y
Pedro Domínguez, representante para la zona atlántica, con asiento en  Villa Gessel, también se refería al tema.

Finalmente el arquitecto Felipe Solari, contratado para la ejecución del proyecto daba detalles de algo que nunca se realizó:
En materia de departamentos, el Sindicato Empleados de Comercio también incursionó en el tema, sin concretarlo. La cuestión avanzó al punto de contratar a profesionales para la ejecución del anteproyecto. Los anuncios se hicieron en abril de 1971, pero la obra nunca se ejecutó.
Hasta aquí un repaso de algunos de los avatares producidos en materia de construcción de viviendas sociales en Tres Arroyos

La inseguridad pública (25-01-2016)
Algunos antecedentes históricos
Corrupción, connivencia, complicidad, ineptitud, indiferencia, son algunas de las palabras que necesariamente deben ser utilizadas al momento de intentar una somera historia de la inseguridad que los tresarroyenses venimos viviendo desde siempre y a lo que al parecer nos hemos acostumbrado.
El delito ha evolucionado, se ha transformado perfeccionándose, mientras que los mecanismos de la sociedad para contrarrestarlo solamente han sido capaces de maquillarse una y otra vez.
Los resultados son los que conocemos a diario.
Podríamos remontarnos a los orígenes mismos de la población para encontrarnos con el tufillo desagradable de las complicidades e ineptitudes.
La policía brava apañada por los caudillos políticos fue algo común unas cuantas décadas atrás.
Luego vendría la etapa de la “venta” de comisarías valuadas según los índices de coima que se cobraban para disimular el juego clandestino y la prostitución organizada, generando pingües ganancias a los taqueros comprados.
Esto fue así casi siempre. El quiebre se produjo el último día de 1989 cuando aconteció el crimen impune por siempre de Nair Mostafá.
La revuelta popular emergente del hartazgo de una policía corrupta, puso bajo observación a la institución y también a las estructuras políticas y judiciales que hasta entonces parecían no eran rozadas por mayores sospechas.
En octubre de 1990 llegaba a Tres Arroyos el entonces recién asumido jefe de la policía de la Provincia, comisario Osvaldo Somohano quien decía.

Click en la imagen para ampliar.
Al momento del suceso estaba a cargo de la seccional el comisario Fusco reemplazado por el comisario Riddick, como consecuencia de los acontecimientos. (Se adjunta una tarjeta de salutación enviada por Fusco)
Desde ese mismo momento, la comisaría de Tres Arroyos fue considerada un castigo para los funcionarios caídos en desgracia y un lugar nada deseado por policía alguno.
Las funciones policiales se hicieron más laxas de la mano de políticas diversas sobre protección de los derechos humanos, lo mismo que ocurrió en el Poder judicial donde se constituyeron los jueces de garantías, encargados de preservar a los imputados de cualquier tipo de exceso.
Lejos quedaban entonces los recuerdos de aquel policía, de apellido Rojas, encargado de apretar con métodos poco delicados a quienes ingresaban a la comisaría sospechados de algo.
Lo mismo ocurría con aquellos comisarios duros y proclives al exceso, como Manuel Oscar Polo que perseguía a los melenudos y hacía que el peluquero policial, Ernesto Barcala les pasara la doble cero. O a las damas con pantalones ajustados a las que hacía conducir a la comisaría y las conminaba a usar prendas más decorosas, muchas veces reclamando la presencia de sus maridos para darles la libertad.
O como el comisario Pintos, otro personaje de actuación muy particular en Tres Arroyos.
También quedaba en el olvido el código contravencional, que facultaba a demorar a quien no podía justificar un medio de vida, circulaba en actitud sospechosa, o carecía de documento personal.
Las coimas siguieron existiendo pero ya no se informó diariamente sobre la detención de tal o cual quinielero, a quien se lo tenía unas horas cebando mate en la comisaría mientras Ponce, amigo de la Violeta cumplía con las formalidades legales y lo ponía de nuevo en la calle.
Lejos de lo viejo, la sociedad comenzó a encontrarse con otras situaciones que se han ido profundizando. 
La droga cambió todo y no vale la pena aquí entrar en detalles. Obligó a enfoques multidisciplinarios y mezcló el deterioro de la estructura social con el delito mismo.
Las respuestas políticas siempre fueron insuficientes, endebles y tardías. El Poder judicial no pudo evitar ser un apéndice político, aunque lo intentara y las estructuras policiales prefirieron hacer la vista gorda, para no comprometerse y caer en desgracia y en muchos casos perder el trabajo.
Ya lo hemos relatado oportunamente: más allá del caso Nair, Tres Arroyos ha sido escenario de crímenes numerosos nunca resueltos y periódicamente las estadísticas de hechos marcan crisis puntuales.
Desde siempre se ha pretendido, hasta hoy, involucrar a la población en una acción de conjunto tendiente a contrarrestar la actividad delictiva.
Y en muchos casos se han logrado resultados.
Históricamente se pueden recordar a las cooperadoras, organismos de vecinos representativos de instituciones, dedicados fundamentalmente a apoyar logísticamente a las comisarías o destacamentos.
Luego vendrían los consejos de seguridad y más recientemente los foros de seguridad.
Las cooperadoras cumplieron un rol importante, hasta que se detectaron irregularidades y se las hizo desaparecer. Para facilitar la acción policial se buscaban mecanismos recaudadores, como asociar a los vecinos o vender una rifa que por años circuló dejando pingües beneficios a los organizadores que utilizaban el nombre de la cooperadora.
Pero había un rol: como la policía no podía recibir donaciones o aportes pecuniarios, lo recibía la cooperadora que hacía de intermediaria.
Es lo que ocurrió en 1971 cuando el directorio del Banco Comercial donó un automóvil Torino para la seccional local ocasión en que habló el señor José Carrera:

Los ensayos para resolver los problemas de seguridad en Tres Arroyos fueron múltiples y diversos.
Quizás lo más saliente fue la creación de una Jefatura Departamental que por algún tiempo agregó una estructura que luego fue desarticulada por su ineficacia.
La creación de organismos diversos: la caballería, la patrulla rural, la policía comunal, la policía local, la dirección de investigaciones, además de la caminera y otras dependencias. Todas coexistiendo con la histórica “policía bonaerense”.
Fue el tiempo de los Consejos de Seguridad, organismo que años después emularían los foros.
Los resultados fueron mínimos o nulos, lo que motivó por ejemplo que la Cámara Económica-que lo integraba-resolviera apartarse y formulaba duros cuestionamientos a la administración municipal de entonces en el manejo de la cuestión. Lo mismo ocurría con el por entonces concejal Francisco Aramberri.
El empresario José Angel Menna, hombre vinculado con la actividad agro cerealera, integró el organismo y comentaba:

En el Poder Judicial también hubo avances con la creación del juzgado criminal y correccional, cuyo primer titular fue Eduardo Ruppell a quien sucedió quien era su secretario, Bernardo Bibell. También la creación de varias fiscalías. El primero designado fue Carlos Facundo Lemble quien decía:
En la década del 90, después de la mano dura propiciada por el gobernador Carlos Ruckauf, se trocaba la política hacia mecanismos orientados a la prevención antes que la represión.
En 1995 asumía como Intendente el vecinalista Carlos Aprile que se alineaba rápidamente con la política que proponía el jurista León Carlos Arslanián, a la sazón ministro de seguridad y justicia de la provincia.
Se propiciaban entonces los foros para la seguridad pública, organismos representativos de la sociedad habilitados para discutir con las autoridades municipales cuestiones específicas. También para diluir las responsabilidades políticas.
Además de los foros, se propiciaba la figura del Defensor de la Seguridad, un funcionario rentado cuya actividad era tener un control sobre la estructura policial.
El primer Foro de Seguridad estuvo presidido por la señora Elena Fernández, que representó a la Cooperativa Agraria.
Para la designación del primer Defensor de Seguridad se convocó a un concurso de títulos y antecedentes, una formalidad inútil que fue eludida por la intervención directa del intendente para designar a quien le era fiel y funcional.
La figura del Defensor se diluyó en el tiempo, por intrascendente, pero el foro siguió funcionando con varios vecinos muy conocidos que intentaron pero no pudieron tener un rol importante en la cuestión.
En el 2002 la situación era insostenible y una oleada delictiva abrumaba a Tres Arroyos.
En una gestión inédita, las autoridades municipales, integrantes del Foro, concejales oficialistas y de la oposición, además de legisladores, concertaron en La Plata una reunión con los ministros de Seguridad y de Justicia, ámbitos que ahora funcionaban desdoblados.
Durante 50 minutos recibieron promesas de mayor equipamiento e informatización de la dependencia policial, nada que hiciera al fondo real de la cuestión.

Así se expresaba el entonces flamante senador provincial Ricardo Fernández:

También lo hacía el Intendente Carlos Aprile:
Nada cambió. Desde los escándalos en la distracción de dinero de las denominadas horas CORES, es decir pagos por horas extras a policías locales, hasta el asesinato del joyero Armando Quintela, entre otros resonantes casos.
Por esos tiempos no podían ocultarse situaciones significativas en el accionar policial. Al punto que un hombre con antecedentes y sospechado denunciaba presiones y declaraba públicamente que no quería resultar como Carmelo Piacquadío, a quien acusaron de ser el autor del asesinato de Nair Mostafá
Javier Ulibarri decía al respecto:

No fueron pocos los reclamos populares para encontrar resoluciones políticas a la inseguridad, generalmente desatados luego de numerosos hechos resonantes que no cabe aquí enumerar.
Podemos recordar una tumultuosa reunión que vecinos sostuvieron en el Concejo Deliberante y donde concretamente se reclamaba a los ediles un mayor compromiso con la cuestión:

En su mensaje ante el Concejo Deliberante, en 2005, el Intendente Carlos Sánchez decía que “se creó la Secretaría de Seguridad obedeciendo a la puesta en marcha del convenio con  el Ministerio de Seguridad para la creación de la policía comunal, participando de la primera fase de la descentralización policial.
Este gran desafío, ingrato pero necesario, se debió a la gran preocupación por solucionar el flagelo de la seguridad que nos agobia a todos los argentinos, convencidos que los cambios dispuestos nos depositarán en un sustancial mejoramiento y en esto estamos todos involucrados. El Ejecutivo, el Deliberante, la policía y justicia, comprometidos  para lograr vencer las dificultades y dar respuestas concretas en el menor tiempo posible.”
Un deseo que seguramente todos compartimos pero que a la luz de lo ocurrido está muy lejos de cumplirse.
No ha sido por falta de voluntad. Tres Arroyos fue el primer distrito bonaerense en adherir a la policía comunal y fue tomado como ejemplo.
Posteriormente instrumentaría un novedoso sistema de mantenimiento de vehículos en el taller municipal, evitando así que daños menores impidieran contar con los móviles suficientes.
Pero no han podido resolverse los temas profundos. La multiplicidad de estructuras y la función policial adoptada como un mecanismo de ocupación de personas con mayor necesidad de trabajo que con vocación concreta, son a la vista algunos de los aspectos sustanciales pendientes.
Sin profesionales bien pagos y simultáneamente bien controlados, nada de lo que haga será suficiente.

La salud y el hospital públicos (16-01-2016)
Algunos hitos históricos
Entre 1880 y 1885 se ubican las primeras manifestaciones de la atención sanitaria pública que desemboca décadas después en nuestro Hospital Pirovano, un orgullo de los tresarroyenses.
Sin embargo, su funcionamiento ha sido motivo históricamente de expresiones de solidaridad extrema como de manifestaciones de gran mezquindad. Ha sido motivo de enfrentamientos políticos de diversa naturaleza, muchas veces como consecuencia de posiciones personales irreconciliables y otras tantas por manejos dudosos o que rozaban la ineptitud.
Han sido jalones controvertidos surgidos de una fuente inagotable y que no pueden ser reseñados en su totalidad por esa misma circunstancia.
Todo lo dicho precedentemente no roza el prestigio de nuestro hospital que ha logrado consolidarse técnica y humanamente a través de los años.
Pero también en todos estos años se produjeron situaciones de todo tipo, algunas de las cuales vamos a enumerar seguidamente.



En 1881 se brindaba atención en la estancia La Libertad, donde funcionaba el juez de paz, máxima autoridad de entonces.
En 1885 se designa al primer médico oficial, Adolfo Sánchez de León y poco después se creó una entidad de caridad, verdadero origen del hospital público, con algunas pocas camas de internación.
En 1897 se crea el primer centro de salud municipal y se habilita un viejo local en la calle Pedro N. Carrera.
El 27 de julio de 1924 se inaugura el edificio del Hospital Pirovano con la asistencia del entonces gobernador José Luis Cantilo. Era Intendente José Aldasoro.
Esta anhelada obra fue posible por el funcionamiento de una comisión de vecinos encabezada por Juan B. Istilart que reunió los 350 mil pesos que costó la construcción, sin ninguna contribución oficial. 
De ese total, el 85% fue aportado por vecinos que eran inmigrantes radicados en Tres Arroyos.
Istilart pronunciaría un discurso donde dijo que era obra de solidaridad pura y que no se transigió en otros mecanismos que se plantearan.

Dificultades

A principios de la década del 30, calificada como “infame”, los problemas económicos eran acuciantes.
En Tres Arroyos era Intendente Sebastián Bracco que disponía el funcionamiento de una olla popular para brindar comida a cientos de desocupados. Entre 500 y 700 personas concurrían por sustento a las instalaciones de la Sociedad Rural donde funcionaba. Se convocaba a la contribución de quienes pudieran, lográndose excelentes resultados y los inspectores municipales recorrían las calles invitando a los mendigos a concurrir a la olla popular.
El Hospital padecía la falta de recursos pues no se hacían efectivos los dineros que debían enviar la Nación y la Provincia.
En junio de 1933 estallaba un escándalo de proporciones cuando se esfumaban más de 30 mil pesos que debían ser destinados al Hospital Pirovano.
La Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, nucleaba a muchos tresarroyenses de estratos sociales medios y bajos y prestaba asistencia sobre todo en la provisión de medicamentos.
La entidad resolvió realizar unas romerías que se desarrollaron durante tres meses con gran aceptación del público, para mitigar sus propias necesidades y acordando entregar la mitad de los beneficios al Hospital.
Estos festivales benéficos fueron de gran éxito y fueron muchas las personas que contribuyeron con su esfuerzo desinteresado para su realización.
El escándalo se desató cuando se presentó un balance que no reflejaba lo realmente ocurrido.
La noticia cobró notoriedad nacional y la asamblea de asociados conformó una comisión investigadora. Las responsabilidades recayeron en el presidente de la Sociedad, Arnoldo Valsangiacomo y los integrantes de la comisión directiva y comisión de fiestas Angel Gatti y Arturo Sosa.
Tomó intervención la Municipalidad y se formó una comisión de contadores. El presidente renunció y la cuestión llegó a la justicia, reclamándose que los responsables restituyeran los 30 mil pesos que le correspondían al Hospital.
La historia continuó y el desenlace se perdió en las páginas y crónicas posteriores, pero pone en evidencia que defraudaciones hubo siempre.
Concejales socialistas presentaron un proyecto creando un impuesto adicional sobre los espectáculos para destinarlo al Hospital, lo mismo que la gestión de un empréstito para resolver problemas acuciantes, pero las iniciativas no prosperaron.

Aportes de vecinos

El establecimiento recibió a lo largo de su historia aportes extraordinarios de diversa naturaleza y variado volumen.
Basta con detenerse en las distintas galerías del hospital, especialmente aquellas de construcción histórica, para leer diversas placas recordatorias de profesionales y vecinos que han donado dinero o propiedades a beneficio.
Son muchas las personas que habiendo sido atendidas allí, o que tuvieron familiares o amigos, han efectuado donaciones.
Se conoce de algún caso puntual que un legado importante se esfumó en los vericuetos administrativos y judiciales.
Es el caso ocurrido en 1943 cuando la señora Rosalía V. de Fulco legó 456.000 pesos que nunca se hizo efectivo. Pero otros pudieron concretarse y dieron lugar a mejoramientos de infraestructura o equipamiento.
Muchos de estos procesos se realizan sin mayor repercusión pública, pero algunos tuvieron especiales manifestaciones a través del periodismo.
Es el caso del denominado “Legado Rezoagli” cuyo albacea estuvo en Tres Arroyos incluso acompañado por un arquitecto a los efectos de determinar el destino concreto que el dinero tendría según la voluntad de su donante.
El abogado Héctor Trevisán visitó nuestra ciudad como integrante del estudio jurídico que actuó como albacea de la sucesión, junto con el arquitecto Alejandro Marolda encargado de los detalles técnicos. El abogado decía

Necesidades y aportes más recientes

Las cuestiones presupuestarias vinculadas con el funcionamiento del Hospital Pirovano como un ente descentralizado tienen, si se quiere, un tratamiento mucho más reciente. Antes operaba con aportes derivados de rentas generales.
Como consecuencia de crisis sociales sucesivas las demandas sobre la asistencia pública fueron crecientes y la necesidad de dinero fue consecuentemente mayor para atender esas necesidades.
Nuevamente fue la comunidad que con su solidaridad sostuvo en no pocas ocasiones ese funcionamiento.
Con la aparición de LU 24 en 1969 se logró tener un vehículo apropiado para canalizar el aporte de los vecinos. Fueron habituales las tradicionales colectas a beneficio. Recordemos una de ellas incluyendo los testimonios de los doctores Jorge Juárez, por entonces Secretario de Bienestar Social, y Eduardo Cansado, director del Hospital:

Consecuencia de estas experiencias es que hoy se realizan las 12 horas solidarias, una forma más estructurada de lograr el aporte comunitario y la implementación del juego de “la solidaria” que asegura un mecanismo regular de ingresos.
Políticamente no fueron pocas las ocasiones en que se pensó en una “tasa para salud” pero los disentimientos no permitieron su implementación.

Servicios que jalonan la historia

La complejidad adquirida por el nosocomio, impide en sí misma, enumerar aquellos aspectos de servicio que pueden considerarse hitos de funcionamiento.
Me permito enumerar sólo dos o tres que parecen muy importantes, sin excluir otros muchos.
La descentralización fue importante, incluso porque ha permitido contratar y facturar prestaciones a las obras sociales.
La implementación del seguro municipal de salud, ha generado una cobertura a toda la población
Pero antes de eso se avanzó en la instrumentación de la guardia médica activa, una cuestión que tuvo su complejidad pero que se resolvió durante la gestión de Víctor D’Arcángelo como Secretario de Bienestar Social en la década de 1970.

En el acto de inauguración del servicio hablaron el doctor Eduardo Bordone y el concejal Torkild  Rybner:
No obstante, con cierta frecuencia, los conflictos profesionales suelen aflorar con fuerza.
La escuela de auxiliares de enfermería primero, y luego de enfermería profesional, pareció resolver un aspecto importante de los auxiliares de la medicina. Ha generado capacitación y profesionalidad disponibles.
Los conflictos del poder político de todos los tiempos y tendencias de las últimas décadas, y los médicos, han sido frecuentes.
Los intentos por resolverlos de una manera tajante, siempre fueron infructuosos y es una cuestión latente.
En algún momento el Intendente Raúl Correa buscó dar un corte al tema y logró que el Pirovano fuera reconocido como Hospital Escuela. La posibilidad de residencias de jóvenes egresados abrió un camino pero no erradicó la cuestión.
No parece posible por razones presupuestarias, contar con un plantel médico en cantidad y calidad suficientes que sea exclusivo del Hospital.
En un foro convocado para tratar el desarrollo local, el presidente del Círculo Médico, doctor Ariel Pomponio decía de las graves circunstancias del Hospital salvadas momentáneamente por aquella colecta solidaria que referíamos previamente. Señalaba claramente que la salud pública no podía depender siempre de la contribución popular voluntaria.

                La Comisión Amigos y su aporte

El 10 de noviembre de 1958 se realizó en la Liga del Comercio e Industria una reunión de vecinos especialmente convocados por el Intendente Pedro Félix Larsen a los efectos de crear un ente popular de apoyo al Hospital.
Rápidamente se constituyó la primera comisión directiva presidida por el señor Arvid Ambrosius.
8 días después se hacía la primera acción recaudatoria con una rifa cuyo primer premio era un tractor. Se lograron 865 mil pesos que se destinaron a obras de refacción y ampliación del edificio.
En noviembre de 1963 se da por concluida la acción del ente que produjo la construcción de consultorios y la conexión del edificio con la sala de niños.
Se realizan nuevas reuniones concluyéndose la necesidad de continuar con la acción, a la luz de los excelentes resultados.
Luego de Ambrosius encabezaron las comisiones los señores Eugenio Giannini y Delfor Pennini.
En una asamblea extraordinaria celebrada el 18 de diciembre de 1969 se aprueba el estatuto de la entidad, cuyo aporte invalorable es motivo de permanente reconocimiento.

Cuestionamientos y renuncia

En 1998 el Hospital Pirovano fue el eje de una profunda discusión política que derivó en la conformación de una comisión investigadora y la renuncia de quien venía actuando como director del establecimiento, doctor Eduardo Sage.
Desde la oposición justicialista y radical se generaba un informe detallando lo que se interpretaban como diversas irregularidades en el manejo del establecimiento.
Esto obligó a la renuncia mencionada pero además a generar explicaciones concretas sobre el particular, lo que ocurrió en el transcurso de una conferencia de prensa donde extensamente el entonces secretario de Salud, Francisco Aramberri y el propio doctor Sage daban a conocer la respuesta a las imputaciones que se formulaban.
Aramberri puntualizaba entre otras cosas:

El renunciante doctor  Sage refutaba las acusaciones de la comisión investigadora y entre otras cosas decía:
No han sido estos los únicos temas y momentos en que la política hospitalaria ha ocupado los primeros lugares en la discusión pública.
La descentralización señalada por Sage determinó la participación de instituciones intermedias en el manejo del centro de salud, a través de un consejo de administración.
Un partícipe consecuente fue el dirigente de los municipales, Omar Mendiola quien en 1998 no dudaba en calificar como pésima la atención en el Hospital e imputaba directamente a los profesionales médicos:

Luego de su renuncia como director del Hospital Pirovano, el doctor Eduardo Sage fue designado Secretario de Salud de la Municipalidad.
Desde ese puesto político también debió afrontar algunas situaciones controvertidas.
Es el caso de la denuncia que formulara públicamente el señor Hugo Ford, tras un lamentable suceso que concluyó con la muerte de una mujer:

El mismo Sage debía dar la siguiente respuesta:
Poco más de una década después, nuevamente se generaba una fricción política importante cuando el entonces concejal radical, Arnaldo Guglielmetti decía haber recibido denuncias de presuntas intenciones de cobro irregular de los servicios que se prestaban en el nosocomio.
Su par vecinalista, quien además siempre tuvo vinculación con el Hospital desde sus cargos ejecutivos, doctora Mónica Cappellari, salía al cruce de la argumentación del edil radical.
Una cuestión tan sensible como es la atención de la salud siempre es motivo de atención y ocupación desde las distintas manifestaciones políticas y aún de los vecinos de manera individual.
De modo que es bastante frecuente escuchar reclamos de distinto tipo, pero en general se interpreta que Tres Arroyos cuenta con un centro de salud de primer nivel.

Día del Agricultor
Programa emitido a principios de la década del 70
Textos y relato: Esteban Marranghello Tanda comercial: Lucía Rocca y Germán Soriano
Mala Leche
Mucha leche ha corrido a través de la historia de los pueblos. El anecdotario sería infinito si nos detenemos en los detalles. La venta de leche al pie de la vaca o poco menos, fue para muchas familias el sustento diario. Unos pocos animales, generalmente pastoreados en las calles, permitían tener el ingreso mínimo para el sostenimiento del grupo. Luego los tradicionales lecheros con reparto a domicilio, con sus recipientes especiales y un jarro para medir el expendio. Alonso, Diez, Galván, Ricardez son apellidos de algunos de aquellos distribuidores que atendían a diferentes clientelas. Las historias de la rebaja con agua para alivianar el producto y lograr más ganancias, siempre estuvieron en boca de las amas de casa de aquella época. Muchos de ellos adornaban sus carros con los tradicionales fileteados, pinturas rurales o urbanas y mensajes diversos. La aparición progresiva de algunos tambos más o menos importantes o sofisticados permitió un abastecimiento más general. Pero en todos los casos la leche cruda era necesariamente sometida al hervido previo al consumo como para aventar males como la aftosa y la brucelosis. Con los años vendrían avances industriales y veterinarios para alejar esos peligros. Un párrafo aparte merece la leche de yegua. No fue en nuestra zona de uso habitual, pero en determinados momentos era muy requerida y valiosa. Es que muchas décadas atrás se afirmaba que la tos convulsa podía ser curada con la ingesta de dicha leche. Mucha leche ha corrido en la historia de pueblos como el nuestro, y seguramente seguirá corriendo. Hubo emprendimientos diversos. A principios de la década del 70 ya funcionaba una Fábrica Láctea que era dirigida por el señor Gerardo Kraan. A través de él y en discusión con los productores se discutía el precio que se aplicaría al producto y ya se construía lo que sería Treláctea. Es que las familias holandesas o sus descendientes, han tenido un rol central en el desenvolvimiento de la actividad tambera en general y láctea y derivados en particular. La venta al menudeo y la elaboración de dulce, yogur, ricota, etc. tuvo en la familia Vis un modo de vida que se ha trasladado a las nuevas generaciones. Pero ya en los principios de la década del 70 se avanzaba en todo el país en la implementación de los procesos de pasteurización. Se entraba de lleno en un proceso que llevaría a la desaparición de los pequeños emprendimientos y la aplicación de conceptos empresarios de mayor envergadura. Fue un proceso obligatorio y cuasi traumático, pero inexorable. El 25 de marzo de 1971 se produjo la visita a nuestra ciudad del Director Provincial de Ganadería, doctor Bacigalupo y se firmó el convenio para la puesta en marcha de manera definitiva el proceso de pasterización en la ciudad de Tres Arroyos. En principio no se abarcó a todo el distrito. Dicho funcionario mostraba satisfacción por la calidad de las instalaciones, aunque señalaba que se había producido una demora de un año en la implementación aquí
El lanzamiento de la leche de Treláctea en Tres Arroyos fue un cambio sustancial. El producto era exquisito, con un cuerpo y sabor fuera de lo común en el mercado. Se lo presentó en un especial tetra pack. Debía competir con otra empresa autorizada: Cruz del Sur, cuya representación la ejercía el señor Américo Stangalino. El tiempo haría que las condiciones originales de comercialización se modificaran, dejando de lado aquellas cualidades originales.
CELTA
Cuestiones que no vienen al caso referir en este espacio, hizo que Treláctea dejara de producir. Pasaría el tiempo hasta que el consejo de administración de la Cooperativa Eléctrica y otros servicios, resolvió reabrir el establecimiento. Por entonces era titular de la misma el señor Aldo Rubén Elgart, quien a poco de ser confirmado por asamblea por décimo año consecutivo, admitía dos cosas: que se había hecho una fuerte inversión y que el proceso de comercialización era dificultoso:
Tan dificultoso fue el proceso que terminó fracasando, pero no cabe duda que la mala leche dejó su huella en la historia de Tres Arroyos.
José Campano: médico y político (07-03-2015)
A 40 años de la creación de la Fundación que lleva su nombre
Fotos: 1-José Campano 2-Rodolfo Liva Campos 3-En la Escuela Tècnica: Sentados: Alfredo Alvarez, Rodolfo Liva, Francisco Couso, Campano y Ricardo Rudi. Parados: Dr. Lombardi y Carrasco. 4-José Campano y Rodolfo Liva 5-Por los pasillos de la escuela técnica: Alvarez, Oriente Calabrese, Campano y Liva. 6-Nota enviada por el embajador en julio de 1973
Click en la imagen para ampliar.
El radioteatro en Tres Arroyos y la zona (17-01-2015)
El 17 de enero de 2015 “esto es Historia” produjo un programa especial referido al radioteatro que incluyó referencias sobre las experiencias radiales locales y regionales, incluyendo las propaladoras. También se irradiaron fragmentos de históricos radioteatros y testimonios. Una falla en la consola de operación hizo que se produjeran problemas en la grabación del programa que salió de manera normal al aire. Se han compilado los pasajes menos comprometidos por dicha falla procurando dejar intacto el espíritu del programa. En la foto, el equipo del programa La Revista de la Tarde, que conducía Mabel Marconi y donde se realizó la parodia que se incluye en el programa.
Click en la imagen para ampliar.
La inauguración de la central automática de teléfonos (14-05-1971)
El 14 de mayo de 1971 se realizaba en nuestra ciudad la inauguración de la central automática de teléfonos con una capacidad de 5.100 líneas. El acto era transmitido por la cadena nacional de emisoras y contaba con la participación del entonces Secretario de Comunicaciones de la Nación, general de brigada Alberto Vicente Nieto; el Administrador general de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones y otras autoridades de menor jerarquía, además de representantes de la empresa Siemens, proveedora de los equipos. Hablaron sucesivamente el representante de la empresa, el Intendente Oriente Blas Calabrese, el administrador de ENTel, y finalmente se hizo la primera llamada a cargo del general Nieto al señor José Carrera en representación de los usuarios de Tres Arroyos. Los detalles pueden ser apreciados en el siguiente registro grabado de dicho acto.
Inauguración del nuevo edificio del Correo (29-05-1971)
El 29 de mayo de 1971, pocos días después que se inaugurara la central automática de teléfonos, se produjo la inauguración del nuevo edificio de Correos y Telégrafos (en adelante Correos y Telecomunicaciones). La transmisión del acto fue realizada por LU 24 que afrontó algunas dificultades en el sonido, incluyendo algunos acoples. Actuó como locutor el señor Felipe Etchegoyen. Hablaron sucesivamente el señor Rodolfo Oscar Saibene, en representación del personal; el señor Enrique Candás, en representación de Grandes Almacenes el ABC S.A, y el Intendente Municipal, Oriente Blas Calabrese. Quedaba así habilitado el edificio de Maipú 274, reemplazando así al histórico correo de avenida Rivadavia y Colón. Ofrecemos seguidamente los aspectos de la mencionada ceremonia. En la foto, la histórica cúpula de Grandes Almacenes el ABC de la familia López Cabañas, que donara el terreno para la construcción del edificio.
Click en la imagen para ampliar.
Especial Mundial de Fútbol (07-06-2014)
En la fotografía se observa a Francisco Varallo, en el año 1988, recibiendo en su domicilio de La Plata a Alberto Deramo. Por entonces Varallo era el último de los jugadores del seleccionado argentino que participó de la final de 1930 contra Uruguay.
Click en la imagen para ampliar.
Americanísima: Velada del Club Español en 1973
Nada se puede agregar aquí a todo lo dicho y reconocido sobre la trayectoria y aporte cultural del Club Español de Tres Arroyos. Las veladas anuales han marcado historia y en determinadas épocas, la producción rozaba la fastuosidad, siempre con gran éxito y reconocimiento del público. Al respecto puede verse la entrevista realizada oportunamente a María Cristina Armendáriz. Pero si hubo un espectáculo que permaneció en el recuerdo y la memoria de muchos, ese fue “Americanísima”, que se puso en escena en 1973. Todas las veladas fueron y son resultado del esfuerzo colectivo, de modo que nombrar a determinadas personas no es sino tomarlas simplemente como emblemas. Por entonces las intervenciones de Ismael Jaka, Eduardo Corán y Norberto Antonio Oliveto (foto), eran de considerable importancia. El último de los mencionados tenía a su cargo la musicalización que reproducimos íntegra seguidamente, en su versión absolutamente original.
Click en la imagen para ampliar.
Rodolfo Kraemer: su voz y su vida
Material cedido por Federico Ordas
Click en la imagen para ampliar.
Recordando a Felipe Etchegoyen
El cinco de abril de 2014 se difundió en “esto es Historia” un programa especial que repasó parte de la vida de Felipe Etchegoyen, un hombre muy vinculado a los medios de comunicación y que hiciera de su voz el instrumento profesional de lo proyectaría durante muchos años. Su esposa, María Rosa Olijnik nos aportó su testimonio, que repasó aspectos de su propia vida que estuviera vinculada también a los medios de comunicación, específicamente a la corresponsalía de LU 13, Radio Necochea. Además, se adosó un programa especial que Etchegoyen preparara e irradiara por LU 24 en 1970 al evocarse los 35 años de la muerte de Carlos Gardel. En las fotos anexas se observan situaciones del recordado locutor en sus distintos aspectos de actividad, incluyendo una con otro recordado protagonista de la historia radial y teatral de Tres Arroyos, José Antonio Martínez.
Click en la imagen para ampliar.
Especial Arquitectos
La Arquitecta Ivonne Aizpurúa, ha trabajado en la recopilación y preparación del material que puede apreciarse, una labor que está profundizando y que nosotros iremos enriqueciendo progresivamente. Contribuimos modestamente en aportar esta tarea de recuperación de la memoria de los tresarroyenses en el archivo adjunto.
Click en la imagen para ampliar.
Banco Comercial de Tres Arroyos (01-02-2014)
Programa Completo
Click en la imagen para ampliar.
Caso Nair Mostafá (05-01-2013)
Programa Completo
Especial del Día de la Madre (21-10-1973)
El 21 de octubre de 1973 se irradiaba un programa especial del Día de la Madre. Tuvo una duración de media hora y estuvo a cargo de Mónica Praiz y Esteban Marranghello. En la ocasión leyeron textos de conocidos autores referidos a la evocación materna y se complementaron con temas musicales alusivos.
Especial de Payadores (10-03-2013)
El 16 de marzo de 2013 se desarrolló un programa especial de payadores con la presencia en estudios del señor Luis Barrionuevo. En la ocasión se hizo un repaso de su vida personal y profesional y también de los aspectos más salientes de Catino Arias incluyendo una de sus payadas y con textos realizados por el periodista Amílcar Dinsen. Foto: En 1984, en ocasión del centenario de Tres Arroyos, se realizó en el Teatro de la Escuela número uno un encuentro especial de reconocidos payadores nacionales y uruguayos, siendo organizador el señor Héctor Asef. Allí se rindió homenaje a Catino Arias, quien estuvo presente en el lugar y tuvo alguna intervención especial en un contrapunto. En la foto se observa a José Curbelo, Walter Mosegui, Roberto Ayrala y Carlos López Terra. El espectáculo tuvo lugar el 19 de mayo de aquel año.
Click en la imagen para ampliar.
De todo un Poco
Con ese nombre se desarrolló un ciclo de un exitoso programa radial ideado y dicho por el doctor Ricardo Roberto Fernández, con la colaboración de su hijo, Ricardo Manuel. (ver entrevista). Comenzó en octubre de 1975 y se difundía desde las 21 horas, marcando una época en cuanto a la recuperación de la memoria lugareña. El primer programa fue simplemente de presentación, trazando los lineamientos que se iban a seguir, exitosamente, en el futuro. Incluimos el segundo programa cumplido en la fecha mencionada en que ya comienzan a desarrollarse los distintos segmentos pensados por su creador. Se incluye una excelente semblanza de Juan B. Istilart, lo que me ahorra cualquier comentario e incluso intentar mejorar una referencia histórica sobre aquel preclaro hombre de nuestra historia.
Click en la imagen para ampliar.
Inauguración del Carillón (24-04-1984)
En coincidencia con la celebración del Centenario de Tres Arroyos, la colectividad holandesa donó al pueblo nuestro a través de la Municipalidad, un Carillón. El acto correspondiente se hizo en instalaciones del Club Costa Sud y en la ocasión hablaron el Embajador holandés, señor Alfons Norbard y el Intendente municipal, Jorge Foulkes. Cabe acotar que en ocasión de la celebración del cincuentenario, el 6 de julio de 1935 se produjo la inauguración del mástil de la plaza principal, frente a la Municipalidad, que fuera donado por la colectividad dinamarquesa.
Programa Especial de Centro Estrada
Programa Completo
Especial de Gremialismo Agropecuario
Comisión Zonal de Entidades Agropecuarias
El 3 de agosto de 1970 se concretó en Tres Arroyos la Gran Asamblea de Entidades de Productores Agropecuarios, con la presidencia del ingeniero Alfredo Orfanó, por entonces director de la Sociedad Rural local. Allí se estableció la unidad de criterios y la voluntad de entidades y productores con distintos enfoques político-gremiales, para hacer frente común en la defensa de indeclinables principios del sector. Este criterio dejaba a salvo la individualidad de cada uno de los participantes. Intervinieron más de 1300 productores, 101 entidades y los máximos dirigentes de CARBAP, Federación Agraria Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, Federación Argentina de Cooperativas Agrarias, FACA; Confederación de Asociaciones Rurales de la Patagonia y Cooperativas Unidas del Sur de Tres Arroyos. Se constataron puntos de coincidencia y la necesidad de trabajar mancomunadamente zanjando históricas diferencias entre los sectores representados. Con la participación de 18 entidades representantes del agro de Tres Arroyos y distritos vecinos, se dispuso por unanimidad y sin perder individualidad, la formación de la Comisión Zonal de Entidades Agropecuarias lo que ocurrió el 12 de abril de 1971. La Sociedad Rural de Tres Arroyos ofreció su sede como asiento de la institución, y allí funcionó hasta su desaparición. Se trató de una experiencia inédita en el país en que todos los sectores agropecuarios confluyeron dejando de lado tensiones acumuladas durante muchos años y por sobre predominios ideológicos vigentes. Durante muchos años la Comisión tuvo un rol muy fuerte en el tratamiento y discusión de la política agropecuaria regional, especialmente respecto a cuestiones presupuestarias. Su visión era tenida en cuenta al momento de definir cuestiones como el nivel de la denominada tasa a la hectárea, por ejemplo. Las presidencias de la institución fueron rotativas y la idea pergeñada por el ingeniero Orfanó se potenció de manera exponencial cuando le tocó ocupar el Ministerio de Asuntos Agrarios. Hoy podría decirse que una experiencia parecida está ocurriendo con la denominada Comisión de Enlace, aunque los matices sean diferentes. Fueron numerosos los dirigentes que en representación de sus respectivas entidades ocuparon la titularidad de esta experiencia única, lamentablemente diluida y desaparecida. Podemos escuchar el discurso de Orfanó en aquella asamblea de 1970.
Asociación de Contratistas Rurales
El 8 de agosto de 1975 se conformó la Asociación de Contratistas Rurales, organismo que fue cobrando impulso progresivamente y hoy está integrada a la Federación Argentina correspondiente. Uno de los más activos dirigentes fue el señor Carlos Sánchez quien en su representación llegó a ocupar la Secretaría de la Comisión Zonal de Entidades agropecuarias. Desde allí se catapultó políticamente en el Movimiento Vecinal hasta los niveles que ya son conocidos. El hoy Intendente municipal y por entonces, década del 90, secretario de la Comisión Zonal, tuvo un rol central en la elaboración de un documento producido tras una multitudinaria asamblea de productores y entidades que se había convocado en el Club Costa Sud para tratar la grave situación existente en el sector. Ese documento fue elaborado a corta distancia, en la sede de la Sociedad Rural que también era sede de la Comisión Zonal. Tras el cuarto intermedio dispuesto en la asamblea, se dio lectura al documento y se cerraba el encuentro. Carlos Sánchez leía en aquella jornada.
Hugo Carracedo
El productor y dirigente federado fue el invitado central de “esto es Historia” el 20 de julio de 2013, evocando en la ocasión—además de la historia familiar—su participación en la estructura de la Federación Agraria Argentina filial local y también como último presidente de la Comisión Zonal de Entidades Agropecuarias. Escuchemos sus declaraciones:
Humberto Volando
En el transcurso del programa especial sobre parte del gremialismo agropecuario, se evocó la figura del histórico dirigente de Federación Agraria, Humberto Volando. Allí se leyó una semblanza escrita en 2012 por el periodista Alfredo Leuco, y se recordó que el dirigente visitó en numerosas ocasiones a Tres Arroyos en el marco de la atención de las filiales de la zona y también fue activo partícipe de las mesas redondas de la Fiesta del Trigo. Su verba y temperamento eran temidos por los funcionarios que tenían que enfrentarlo en una tribuna que otrora fuera escenario de la discusión de políticas agropecuarias para todo el país. Una de las visitas de Volando fue en 1974 para participar en una asamblea comarcal de su organización y tras la misma formuló declaraciones al periodismo. Allí desarrolló temas del momento que paradójicamente tienen aún una actualidad poco común. Escuchemos lo que decía en aquella conferencia de prensa el señor Humberto Volando, quien además fuera diputado nacional por el Frepaso y falleciera poco antes de que la Federación Agraria Argentina cumpliera sus 100 años.
Click en la imagen para ampliar.
Síndrome Istilart (24-08-2013)
Programa Completo
Historia de la Radiodifusión
Programa completo
Los 15 minutos de Huracán-Edición número mil (30-04-1976)
En la foto Carlos Binaghi, Ricardo Roberto Fernández, Rubén Araujo, Ricardo Manuel Fernández y Carlos Pérez. La instantánea fue tomada por Omar Tabuyo quien fuera fotógrafo del diario local y también de la policía. En la fotografía de la derecha, Ricardo Manuel Fernández.
Click en la imagen para ampliar.
Pantalla 24
Programa completo
Recordando al Chacho (12-10-2013)
Click en la imagen para ampliar.
Especial de Enfermería (24-11-2012)
Una de las actividades más importantes de la humanidad es tender la mano al enfermo; de ahí que la enfermería y la medicina estén muy relacionadas. En épocas primitivas se creía que las enfermedades eran producto de espíritus malignos, por lo tanto el único que los atendía era el hechicero. El enfermo mental se consideraba poseído por el demonio... Leer nota completa en archivo adjunto
Click en la imagen para ampliar.
Inauguración de la pista pavimentada del Aeródromo local
El abogado Carlos Alberto De Leo había quedado al frente de la comuna local tras la inesperada muerte del intendente Angel Amer Cortese. Fue, entonces, que el 16 de diciembre de 1978 se produjo la inauguración de la pista pavimentada del aeródromo local, obra que se había iniciado durante la gestión del extinto. Una nutrida delegación del gobierno de facto provincial se hizo presente en la ocasión, además de directivos de la empresa LAPA, que luego prestaría servicios aéreos hasta la cancelación de los mismos algún tiempo después. Hubo ensayos diversos desde entonces para el establecimiento de prestaciones comerciales regulares, pero ninguno de ellos logró sostenerse durante mucho tiempo. Aún así no se puede negar el valor que la pista tiene, incluso como alternativa de servicios aéreos hacia otros puntos del país. El acto fue transmitido por LU 24 y en el mismo participó la esposa del extinto intendente, Susana Sánchez de Cortese.