Trabajos Publicados

APERTURA Y APERTURA RURAL
En la década del 90 en una charla sostenida con la profesora Graciela Callegari coincidimos en que sería interesante incursionar con alguna publicación referida a temas culturales y educativos. La docente tenía y tiene una prestigiosa trayectoria y por entonces aún no era titular del Instituto Superior de Formación Docente 33 aunque tenía un fuerte predicamento allí y en otros ámbitos educativos como la Escuela de Educación Media Nº 1, por aquel entonces dirigida por el recordado Néstor Santiago Rodríguez. De la misma manera Graciela sostenía contactos importantes con algunas estructuras empresarias como consecuencia de una acción gremial que había realizado su esposo René Greselin, trágicamente desaparecido. Su interés por la comunicación social era apreciable por entonces y eso generó un contacto estrecho y la idea de impulsar una publicación específica. En la conversación sugirió que debía ser un lugar de apertura para las ideas y propuestas culturales y educativas. De allí el nombre: APERTURA. Fue de factura modesta en lo tecnológico, pero de rápido y positivo impacto entre quienes se abonaban al pasquín. En lo económico apenas se sostenía y los beneficios para las partes eran escasos o nulos. No era negocio para dos de modo que ofrecí ceder mi parte para que pudiera continuarse. Así ocurrió, pero tampoco Graciela Callegari pudo resolver la ecuación y de ese modo primero languideció y luego desapareció APERTURA. Fue, sin embargo, un buen e interesante intento. Quedó abierta así, la posibilidad de que yo me hiciera cargo de la cuestión, fundamentalmente porque la publicación estaba registrada impositivamente. Resolví darle una orientación distinta. Más acorde con mi especialidad: el periodismo agropecuario. Así nació APERTURA RURAL. Con el mismo éxito editorial y ahora con un sistema de comercialización novedoso para el mercado. Se ofrecía determinada cantidad de ejemplares a un precio que se establecía con un cierto margen respecto a los costos. Las empresas operaban con “gentilezas” con la entrega del periódico a sus clientes más apetecibles y además publicaban su publicidad. De frecuencia quincenal el primer número apareció en noviembre de 1995. Se publicaron 133 números durante casi 7 años. Anexamos el facsímil del primer número y lo que decía al momento de resolver el cierre de la actividad. Por radio y televisión El nombre del periódico fue impuesto primero a un programa que por unos 8 meses se desarrolló en RCA-Radio Comunidad Argentina. Posteriormente se realizaría por LU 24 los sábados por la tarde. En este caso el conductor contaba con la colaboración de los señores Antonio Diez y Horacio Pili. Se observa un momento de ese programa en la fotografía que se anexa. Simultáneamente y casi durante un año, tiempo que duró la experiencia televisiva en general, también se irradió semanalmente por TV Mundo. Se incluye el facsímil de la revista que dicho canal realizaba y cuando se refiere a APERTURA RURAL.
Click en la imagen para ampliar.
NUESTRA Sociedad
En mayo de 1986 se producía la aparición en Tres Arroyos de un modesto periódico tamaño tabloid organizado por la hoy desaparecida, pero por entonces muy vigente Juventud de la Federación Agraria Argentina, filial local. Se la llamó La Región. El impacto generado fue muy atrayente, sobre todo en los ámbitos vinculados con el sector agropecuario y específicamente del movimiento federado regional. Su primera nota fue una cobertura de la visita del presidente Raúl Alfonsín a Quequén-Necochea para la inauguración de la moderna planta de ACA y FACA. En setiembre de ese mismo año y como un suplemento dedicado a cuestiones cotidianas, a veces de una menor importancia política, aparecía NUESTRA Sociedad. Muy corta vida tuvo la experiencia encarada por la Juventud Agraria Federada en cuestiones editoriales. En realidad la experiencia había sido exitosa hasta el momento pero la institución comenzó a transitar una profunda crisis que se iría acentuando hasta que se produjo su desaparición absoluta. De tal forma que NUESTRA Sociedad continuó su derrotero, ya como una publicación separada e independiente a cargo del director de esta página y la señora Jeanet Galli de Malaspina, hoy retirada de la actividad y radicada en España. El periódico, elaborado artesanalmente ya que recién comenzaba a conocerse en estas latitudes la aplicación de la computadora a las actividades gráficas y su costo era elevadísimo, tuvo su hora de gloria. Llegó a tirar 1500 ejemplares de 24 páginas, que no es poca cosa para una experiencia impulsada por no más de tres personas. No obstante los efectos de los dos picos hiperinflacionarios de aquella época quitaron el horizonte de crecimiento y progreso que se buscaba y apenas si el gran caudal publicitario alcanzaba para cubrir los costos. La decisión fue dolorosa pero inevitable. En diciembre de 1989 dejaba de aparecer. Sobrevendría, sin embargo, una segunda etapa. En octubre de 1992 reaparecía, ahora con el concurso de un grupo mayor de profesionales, un tamaño reducido, mayor frecuencia y una menor calidad final. Se apostó al contenido y nuevamente se tuvo éxito. Con escasa tirada, la repercusión fue importante e impactó especialmente en los círculos políticos. Aparecería entonces un inconveniente no calculado a priori: disidencias internas de carácter filosófico y político y disparidad de compromiso con el desafío. Comenzó así un inexorable proceso de extinción. El 21 de mayo de 1993 aparecía el número 66, último de la publicación. El tiempo transcurrió y la incorporación de nuevas alternativas, como el acceso a la red de Internet permitió intentar nuevamente instalar a la marca en el mercado del periodismo local. Nos pareció acertado sostener aquella histórica denominación. NUESTRA Sociedad está todavía en la memoria de muchos vecinos. Está, además registrada como marca y en el protocolo municipal. Nuevamente se alcanzó el éxito editorial buscado pero ya no estaba integrando el grupo la señora Jeanet Galli, eximia sostenedora del sistema a través de los aportes comerciales correspondientes. Los caminos a tomar eran sólo dos: permanecer sin mayores horizontes de crecimiento o hacerlo con la incorporación de una estructura comercial que suponía un riesgo y costo laboral muy difícil de afrontar. La decisión fue desistir del intento y así se extinguió, probablemente de manera definitiva una iniciativa que desde lo periodístico y editorial fue muy válida pero que no pudo lograr un horizonte adecuado de crecimiento. Ya inactiva, sin embargo, NUESTRA Sociedad ha sido y es una fuente permanente de consulta pues fue el engendro de “esto es Historia” marcando un rumbo que en aquellos años todavía no se percibía claramente pero que hoy es una realidad. Fue en NUESTRA Sociedad que dio sus primeros pininos un excepcional caricaturista: Pomo. En aquellas páginas publicó por primera vez la cara del entonces presidente de Federación Agraria Argentina, Humberto Volando (que incluimos en el área de “programas especiales”). Su participación sería creciente en la segunda etapa de la publicación y brindó su contribución en la página cibernética. Otras colaboraciones siguen siendo rescatadas como fuente de memoria e identidad locales. En síntesis, detrás de esta iniciativa hay una historia. Una historia que muchos no conocen y otros hacen esfuerzos por desconocer. Pero existe y alguna vez alguien rescatará un poco más detalladamente. En las fotos: La señora Jeanet Galli de Malaspina y el logotipo de la publicación. Se observa un mensaje de puño y letra de aquella felicitando a quien hacía el armado artesanal de los originales, con motivo de cumplirse el tercer aniversario.
Click en la imagen para ampliar.
Trabajos publicados
Antes del lanzamiento de este espacio se han ejecutado algunos trabajos de investigación periodística de carácter histórico. En 2009, con motivo del cuadragésimo aniversario de LU 24 Radio Tres Arroyos y también de los 40 años del autor, se hizo público un trabajo sobre la historia de la radio. Incluyó decenas de fotografías, testimonios y registros de voces. Su presentación se hizo en acto público celebrado en el Museo Municipal. El trabajo tuvo luego una actualización con la incorporación de más material. Desde entonces, el autor ha acopiado numerosos otros elementos que serán publicados en esta página como complemento de aquel trabajo. En febrero de 2010 con un acto público celebrado en La Casona y organizado por el Partido Justicialista en recordación del triunfo electoral peronista de 1946, se hizo público el trabajo sobre la etapa fundacional del peronismo lugareño. Finalmente en cuanto al formato digital, se realizó y distribuyó un trabajo sobre la historia del Movimiento Vecinal.
Click en la imagen para ampliar.
Previo a todo lo señalado y por encargo del médico y ex embajador en España, don José Campano se realizó un trabajo de recopilación de la historia del prestigioso profesional. Se trata de un librillo realizado de manera artesanal, con los elementos disponibles en la época, todavía sin uso de computadoras para los trabajos gráficos. Dicho material fue distribuido por la Fundación Campano donde puede ser consultado por los interesados. Notas de carácter histórico fueron incluidas con frecuencia en las páginas del periódico NUESTRA Sociedad, que se publicó en la década del 80. Se incluye un breve suelto de La Voz del Pueblo dando cuenta del tercer aniversario de ese periódico que debió clausurarse por el impacto de los procesos hiperinflacionarios de aquella época. En otro lugar de este espacio se incluye una historia algo más detallada de dicho periódico.
Click en la imagen para ampliar.